El director de Plena Inclusión Madrid, Javier Luengo, dijo hoy que la concejala de Pinto, Rosa María Ganso, debería pedir perdón por el desafortunado argumento empleado en el último pleno municipal para hablar sobre la regulación de la prostitución y según el cual, los “feos” y “discapacitados” utilizan este servicio porque no les queda otro remedio.

El director de la Federación de Organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo de Madrid opinó que es lamentable que a estas alturas todavía haya personas que sigan “etiquetando” a las personas por sus características físicas o su capacidad. Este tipo de discursos –probablemente sin mala fe, pero desde una imprudencia absoluta- es el que conduce a la discriminación, la intolerancia y a la xenofobia.

Para el director de Plena Inclusión Madrid, quienes ejercen la representación popular son precisamente quienes han de dar ejemplo y trabajar por una sociedad plural en la que el respeto al otro sea lo imperante.

Según Luengo, las desafortunadas palabras de Ganso no sólo contribuyen a perpetuar estigmas, sino que parecen cuestionar los derechos por los que las organizaciones de apoyo a personas con discapacidad venimos trabajando desde hace años para que todas las personas en general, y cada persona con discapacidad en particular, puedan ejercer su total ciudadanía.

A juicio del director general de Plena Inclusión Madrid, las palabras de Ganso son más lamentables aún si se tiene en cuenta que la edil ocupó en su momento el área de Familia y Asuntos Sociales en el Ayuntamiento de Pinto.

Plena Inclusión Madrid lleva 40 años trabajando para avanzar hacia la igualdad y la inclusión y está convencida de que la sociedad cada vez es más tolerante, respetuosa y consciente del valor de la diversidad. Con el fin de no dar pasos atrás, Plena Inclusión Madrid se mantiene alerta ante este tipo de declaraciones que dejan ver que queda mucho por hacer y que son especialmente graves cuando vienen de alguien, que representa los intereses de los vecinos de Pinto, considera que las personas son etiquetables y que, en función de esas etiquetas, que ella misma corta y pone, les adjudica también su propia visión de la vida que tienen que llevar.

Desde Plena Inclusión Madrid se hará llegar un escrito a la concejala instándola a pedir disculpas en el próximo pleno.

Share This