FEAPS y AEDIS reclaman a las empresas una mayor inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual

Según cálculos realizados por la Asociación Empresarial para la Discapacidad (AEDIS) a partir de los datos de contratación del Servicio Público de Empleo
(SEPE), las empresas del mercado ordinario sólo realizan el 28,77% de los contratos que se registran en España a personas con discapacidad.

Madrid, 30 de abril de 2014. Con motivo del Día Internacional de los/las Trabajadores/as, el Movimiento Asociativo FEAPS y la Asociación Empresarial para la Discapacidad (AEDIS) reivindican a las empresas un mayor compromiso con la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual en sus plantillas.

Según la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, del 3 de diciembre de 2013, las empresas que empleen a 50 o más trabajadores están obligadas a incluir en sus plantillas al menos un 2% de empleados con discapacidad. Tras un análisis de los datos de contratación

publicados en el SEPE, en 2013 las empresas del mercado ordinario realizaron un 28,77% de las contrataciones a personas con discapacidad, frente al 71,23% de las registradas por los Centros Especiales de Empleo (CEE) –empresas cuyo principal objetivo es la integración laboral y social de personas con discapacidad–. Concretamente, los CEE firmaron 49.608 contratos (71,23%) frente a los 20.040 (28,77%) de las empresas.

Por ello, animamos a las empresas a que sean generadoras de empleo para este colectivo y tengan en cuenta a quienes tienen mayores dificultades de empleabilidad, como las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Hoy es un día para la reivindicación y uno de los grandes retos es que la sociedad y el sector empresarial identifiquen a la persona con discapacidad intelectual como un potencial trabajador, pues estas personas tienen no sólo la capacidad, sino sobre todo el derecho a un trabajo accesible, desarrollado en condiciones de seguridad y salud, un trabajo que permita la conciliación de la vida laboral y familiar.

La experiencia de FEAPS y AEDIS nos dice que una persona con discapacidad intelectual que consigue un empleo da un paso definitivo en su autodeterminación, en el ejercicio de sus derechos como ciudadana y en su plena inclusión social, lo que termina repercutiendo positivamente en su calidad de vida.

En los últimos años y pese a las dificultades ocasionadas por la crisis en el sector público, la Administración ha mostrado especial sensibilidad en el cumplimiento de esta cuota del 2% de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual. Fruto de este esfuerzo, y con la colaboración de FEAPS, la Administración general del Estado ha convocado varias oposiciones con temarios y exámenes accesibles, que han logrado incluir en el sector público a un total de 64 personas con discapacidad intelectual.

En esta misma línea de colaboración mantenida con la Administración pública, FEAPS lidera en el sector social de la discapacidad líneas de apoyo y asesoramiento a empresas, que están encaminadas a promover la plena inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual. Fruto de esta colaboración están surgiendo modelos innovadores en el ámbito laboral, nuevos perfiles profesionales y adaptación de entornos de trabajo. Ejemplos de ello son la Cooperativa Altavoz (cuyos cooperativistas son personas con discapacidad), y las experiencias con fundaciones como Universia, Barclays y Vodafone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*