Hay profesionales y voluntarios trabajando con las personas con discapacidad intelectual y sus familias a diario en centros residenciales de Plena inclusión CLM.
Lo hacen con ilusión y entrega en medio de las dificultades generadas por la crisis del coronavirus.

Dona